Osteopatía

 ESTRUCTURAL

Manipulaciones vertebrales, articulares… Y demás técnicas para mejorar las funciones de todo el sistema músculo-esquelético (huesos, tendones, ligamentos…

 VISCERAL

Técnicas manuales (tipo masaje) que ayudan a aliviar las tensiones de las vísceras y mejorar tanto localmente como a distancia ciertos dolores, ya que hay una gran conexión nerviosa y fascial entre dichas vísceras y la columna vertebral y la pelvis o los miembros inferiores.

 CRANEAL

Técnicas manuales encaminadas a disminuir las tensiones craneales y mejorar la circulación del líquido cefalorraquídeo (el que nutre la médula espinal y cráneo). Una mejora a nivel craneal supone un descenso de las tensiones en el resto del cuerpo, tanto viscerales como musculo-esqueléticas.

OSTEOPATÍA

Uno de los motivos de la efectividad de la osteopatía es que no se trata al paciente clasificándole dentro de una enfermedad y por lo tanto aplicándole un tratamiento estandarizado. Con el enfoque osteopático cada paciente es único, incluso aunque los síntomas sean muy similares entre dos pacientes cada uno tendrá un origen diferente y por lo tanto el tratamiento también será único.
El diagnostico es fundamental, lo mas importante del tratamiento diría yo. Un diagnostico osteopático no se limita a darle un nombre a la lesión, se trata de buscar todas esas compensaciones del cuerpo hasta llegar a la causa primaria, al origen del problema, si se tratan los síntomas solamente lo mas seguro es que se vuelvan a repetir una y otra vez, o que varíen pero ese cuerpo no estará sano. Hay que tener en cuenta que un síntoma es un aviso del cuerpo de que algo no esta funcionando correctamente, si tratamos de eliminarlo no estamos escuchando lo que nos quiere decir el cuerpo e intentara llamar la atención de otra manera, con otro síntoma, con otra «enfermedad» que no es tal. Este concepto es fundamental al aplicar cualquier terapia alternativa.
Las técnicas aplicadas iran encaminadas a restablecer el movimiento normal, en ocasiones será una vértebra que no se mueve correctamente, o un músculo que esta acortado, pero también puede ser una arteria por la que no fluye bien la sangre o un ganglio que no transmite bien los impulsos nerviosos o un ángulo del intestino que esta cerrado, en definitiva cualquier estructura del cuerpo cuya función se vea alterada.
El osteópata decidirá en cada caso las técnicas a aplicar que pueden realizarse sobre el aparato locomotor o sobre el cráneo (osteopatía craneal) o sobre las vísceras (osteopatía visceral). Después del tratamiento será necesario dejar tiempo al cuerpo para que una vez recuperada su capacidad de autocuración encuentre el equilibrio como hemos explicado antes.

Personas de cualquier edad y cualquier condición pueden someterse a un tratamiento de osteopatía, como hemos dicho antes cada tratamiento es individual y único por lo que será el osteópata quien tenga que adecuarse a las características del paciente y decidir que técnicas utilizar. Ancianos, mujeres embarazadas y bebes recién nacidos pueden beneficiarse de un tratamiento de osteopatía, bajo el criterio siempre de un osteópata formado y experimentado.

Se debe ría consultar cualquier problema de salud a su osteópata quien decidirá hasta donde llega su capacidad de actuación.
Los principales problemas por los que se va a acudir a la consulta de un osteópata van a ser lesiones del aparato locomotor, dolores cervicales, lumbares, contracturas, esguinces, hernias de disco, artrosis, lesiones deportivas, etc.… pero se podrán obtener efectos beneficiosos también en problemas viscerales como gastritis, hernia de hiato, trastornos menstruales, asma, incontinencia; o en problemas craneales como cefaleas o migrañas, vértigos, sinusitis, problemas oculares, bruxismo; y también trastornos del sistema nervioso, estrés, depresiones. Ante la duda, no dude en consultarnos.